¿Cuándo debo acudir a un psicólogo? Por David Lanzas Fernández-Martos

PsicologíaMarta es una joven vitalista y creativa. Desde hace dos años trabaja en lo que verdaderamente le hace feliz, la docencia, es profesora de infantil en un colegio del centro de Madrid. A Marta le gusta correr bajo la lluvia, el olor de las cerillas recién apagadas y el cine en versión original.

Hoy Marta madrugó como de costumbre para ir al trabajo, mientras se vestía notó un pequeño bulto en su pecho y automáticamente sintió como un escalofrío recorría su espalda. Tras un primer susto decidió que no le daría más importancia de la que tenía y que seguramente no sería nada.

A lo largo del día tuvo algunas tutorías con los padres de sus alumnos, “sus niños” como los llama ella. En una de estas tutorías la madre de Pablo le comento que le habían detectado un cáncer de mama y que por esto no podría acudir a la obra de teatro de todos los años, ya que coincidía con su operación.

De camino a casa Marta fijó sus ojos en una dársena, una campaña publicitaria contra el cáncer de mama le animaba a ir al médico para detectarlo a tiempo. Fue éste el momento en el que la joven profesora decidió que ya había tenido suficientes “señales” y que era mejor pedir cita con un profesional.

Hoy, 3 meses después, Marta esta sana, sin el bulto en el pecho, sin el miedo en la cabeza y con la sonrisa en el rostro.

Afortunadamente la dolencia que tuvo Marta era algo con lo que la sociedad está muy concienciada pero, ¿Qué hubiera ocurrido si en vez de un bulto fuese una obsesión, si se sintiera triste, apática, o simplemente tuviera una enfermedad que no se puede palpar con las manos o estudiar en un laboratorio?

Por desgracia en nuestra sociedad no le prestamos la misma importancia a la salud mental que a la física, pero está ahí y, como el cuerpo, la mente también se resiente y enferma.

Son muchos los tabúes que hay sobre la salud mental y sobre ir al psicólogo y esto, obviamente, dificulta que nos cuidemos y acudamos a un profesional cuando lo necesitemos.

Lo más probable es que si Marta se encontrase mal anímicamente por una causa psicológica y charlase con la madre de Pablo, a la que le ocurre lo mismo, ésta no le contaría fácilmente que tiene depresión y mucho menos que ha ido a un psicólogo. Marta tampoco encontraría información publicitaria en las dársenas o en el metro sobre cuándo acudir a un profesional o que con la mente, como con el cuerpo, es mejor prevenir que curar.

Para solucionar esta falta de información y poder ayudar a Marta, a todas las Martas del mundo, incluso a ti, aquí tienes 10 situaciones claves en las que ir al psicólogo es lo más adecuado para tu salud.

  1. Si sientes que esa “pequeña preocupación” está afectando a alguna de tus áreas vitales (sueño, alimentación, etc), es hora de ir a un psicólogo.
  2. Si tras una pérdida, el dolor se enquista y no desaparece.
  3. Si después de ir al médico por ese dolor de cabeza, de estómago, picor, urticaria o inflamación el especialista te dice que es somático.
  4. Si tus metas laborales, personales, etc, han dejado de ser una poderosa motivación para convertirse en fuente de estrés.
  5. Si notas que sientes ansiedad y que empiezas a evitar situaciones para no sentirla.
  6. Si dejas de hacer las actividades que te producen placer y te encierras en ti mismo.
  7. Si recibes un diagnóstico de alguna enfermedad grave, crónica o autoinmune que te obliga a reajustar tus planes de vida.
  8. Si te obsesionas con algo o alguien hasta el punto de que las decisiones que tomes se guíen por dicha obsesión.
  9. Si has vivido cualquier tipo de situación traumática o dolorosa que sientes que ha dejado un poso en ti y no te permite ser como realmente eres.
  10. Si te bloqueas ante determinados estímulos y esto te hace perder oportunidades de ocio, trabajo o te dificulta ser feliz.

Recuerda que todos somos Marta y que, como ella, tu también puedes hacer algo para cambiar la situación en la que te encuentras. Si lo estás dudando, puedes ponerte en contacto con nosotros en la Fundación María Jesús Álava Reyes en el teléfono: 91 083 77 81  o en el mail info@fundacionalavareyes.com te ayudaremos a conseguir tus objetivos.

David LanzasDavid Lanzas Fernández-Martos

Psicólogo Sanitario

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

Anuncios

Ahora que viene Halloween… ¡Haz frente a los miedos infantiles! Por Sara Ríos Gil

Ahora que viene Halloween… ¡Haz frente a los miedos!

-Miedos infantiles-

Miedos infantilesSi eres padre o madre o simplemente tienes a algún niño constantemente a tu alrededor (sobrino, primo, nieto, etc.), es probable que en algún momento te haya dicho “tengo miedo” cuando se ha despertado a mitad de la noche, o haya llorado desconsoladamente cuando lo has acercado a un animal de gran tamaño o tal vez haya tapado sus ojos con sus manos cuando ha visto una película de monstruos o fantasmas. En efecto, en todos estos momentos y en muchos otros está sintiendo miedo. Pero la pregunta es… ¿es normal que tenga miedo?

En general, y aunque parezca mentira, que los niños sientan miedo es algo normal y evolutivo. Gracias a ese miedo, aprenden a apartarse de situaciones que pueden ser peligrosas como un animal muy grande, lugares oscuros, personas desconocidas, etc. En cada etapa evolutiva se va teniendo miedo a diversas situaciones y cosas, pero poco a poco se superan sin problemas y normalmente acaban desapareciendo.

Sin embargo, nos tenemos que preocupar cuando el miedo no desaparece con el tiempo, o cuando interfiere en la vida cotidiana del niño, por ejemplo, no es capaz de dormirse él solo, no quiere ir a actividades que antes iba, rechaza hacer cosas que otros niños de su edad sí que hacen, etc.

Os anticipamos algunas pautas generales para ayudarles a solventar los miedos:

  • Identificar si es un miedo a una situación concreta o es un miedo general.
  • Apoyarles y darles seguridad sin negar la importancia del miedo que sienten. Frases como “eso es una tontería” o “cómo vas a tener miedo a eso, si solo es…” no le ayudan.
  • No mostrar preocupación delante de él, los adultos somos modelos para ellos y si nos ven preocupados, se sentirán menos protegidos y con más miedo ante la situación.
  • Intentar que no vean películas o dibujos donde aparezcan monstruos, fantasmas, o algún otro personaje que pueda causarle miedo.
  • Si su miedo aparece cuando se va a dormir, leerle algún cuento con mensajes positivos para que sea lo último que escuchan antes de dormir.
  • Practicar alguna técnica de relajación adaptada a su edad (por ejemplo, para los pequeños: aprieta los músculos como si fuera un robot y relájalos como si te convirtieras en un muñeco de trapo).
  • No forzarles a que se enfrenten solos al miedo. Hay que ir ayudándoles poco a poco a superarlo, dándoles pequeñas recompensas cuando lo consigan y no castigarles ni reñirles si no lo logran. Hay que tener mucha paciencia.

Éstas son solo unas pautas generales, si el miedo sigue persistiendo y sigue teniendo una intensidad muy alta, no hay que dudar en acudir a un profesional para ayudar a solucionarlo ya que es muy importante dotar al niño de suficientes estrategias para que sea capaz de superar y enfrentarse a su miedo con éxito.

Sara Ríos GilSara Ríos Gil                                                                                  LinkedIn                                                                           Psicóloga Sanitaria                                                             Fundación María Jesús Álava Reyes                                         91 083 77 81

Inicio de la actividad en la Fundación María Jesús Álava Reyes

Fundacion_M_Jesus_Alava_twitterCreada el 16 de julio de 2014, la Fundación María Jesús Álava Reyes, persigue el interés de su Fundadora y Presidenta, por la investigación, el estudio y la difusión de la psicología, como disciplina central en el desarrollo humano y social de los individuos.

La Fundación persigue tres fines fundamentales:

  •  Atender a la necesidad que tienen muchas personas de recibir apoyo y tratamiento psicológico, pero que no pueden costearse las sesiones en centros privados.
  • Fomentar la investigación, el estudio y la difusión de la Psicología, como disciplina central en el desarrollo humano y social de los individuos.

  • Contribuir a la formación y especialización de los profesionales.

    La entidad cuenta con una sede de más de 450 metros cuadrados10 despachos para la atención psicológica y dos salas de formación con capacidad para  80 alumnos.

    La Fundación comienza las consultas a partir del 22 de mayo.        

    El equipo, dirigido por María Jesús Álava Reyes,  está integrado por 26 profesionales y cuenta con una experiencia de 30 años.

    Las sesiones tendrán un precio entre 35€ y 45€.

    Para obtener más información:

    www.fundacionalavareyes.com

    info@fundacionalavareyes.com

    O en el teléfono:

    91 083 7781