No digas mañana… Hoy es tu día!! Por Matilde Brox

¿Eres de los que dejan todo para el último día?, ¿no va contigo ese refrán que dice no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy?

proactividad

¿Te reconoces en las líneas siguientes?

  • ¿Resuelves las gestiones cuando está acabando el plazo?
  • ¿Tienes tareas pendientes y siempre las dejas para otro momento que nunca llega?
  • ¿Te justificas diciendo que esa tarea no puedes hacerla porque tienes demasiado en qué ocuparte?
  • ¿Siempre te surgen otras cosas urgentes?
  • ¿La tarea es muy difícil y no sabes cómo abordarla?
  • ¿Dices que te pondrás a ello en cuanto puedas acabar el resto de cosas?

Esta costumbre de diferir y posponer se conoce como procrastinar, es un hábito que consiste en aplazar las tareas y dedicarse a otras, que suelen ser más fáciles o más agradables.

¿Cuáles son las causas?

Detrás del comportamiento de dejar “para mañana”, hay una lista de características personales que nos llevan a actuar así:

  • Falta de organización.
  • Un patrón de perfeccionismo que requiere emplear mucho tiempo en la planificación o realización de la acción.
  • Miedo al fracaso y a recibir críticas negativas.
  • Desmotivación ante una tarea obligatoria que no es atractiva para nosotros.
  • Dudas sobre nuestra propia capacidad.

Consecuencias

  • Indecisión, cúmulo y saturación de tareas.
  • Profundo malestar, ansiedad, culpa y estrés.
  • No lograr tus metas u objetivos.
  • Ganar mala fama o perder la confianza de la gente que te rodea.
  • Perder tu autoestima.

¿Qué puedes hacer para superarlo?

  • Intentar romper el círculo vicioso que se produce cuando evitas hacer la tarea ya que el no actuar te produce mucha ansiedad, acumulas el trabajo, te bloqueas, te paralizas y te resulta más difícil intervenir y ponerte a trabajar.
  • Vamos a ser proactivos a la hora de encarar los asuntos pendientes, nos ocuparemos en vez de preocuparnos.

¿Cómo?

  1. Identifica estas conductas en ti y sé consciente de tu patrón de actuación. ¿Cómo me comporto en mi día a día?, ¿ante qué tipo de problemas o situaciones dejo pasar el tiempo sin hacer nada? ¿Qué estoy evitando al no ocuparme de la tarea? ¿Cuáles son las causas que no me dejan actuar? Te puede servir llevar un diario donde anotes lo que va ocurriendo.
  2. Piensa en las ventajas de actuar antes, ¿reconoces oportunidades perdidas por haber actuado tarde? ¿Qué ventajas puedes obtener si te mueves y haces las cosas con tiempo suficiente? ¿Ganarías al menos tranquilidad y control sobre la situación?
  3. Aprende a priorizar, esto supondrá que haya tareas que tendrás que aparcar y también decir que no a otras.
  4. Aprende a distinguir lo importante de lo urgente.
  5. Planifícate, pero no pienses en ello en exceso, no esperes a que te llegue la inspiración.
  6. No hables, mejor actúa, ponte manos a la obra ya.
  7. No caigas en la tentación del teléfono móvil, internet, televisión, etc. apártalos porque crean adicción y te pueden hacer perder mucho tiempo.
  8. Comienza a trabajar tan solo unos minutos, habrás roto el hielo y el miedo a empezar desaparecerá, una vez que lo has iniciado ya será más fácil.

¿Te cuesta ponerte en marcha? vamos! podemos ayudarte con esos primeros pasos, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 91 083 77 81.

Matilde BroxMatilde Brox Gómez

Psicóloga sanitaria M 29186

mbrox@fundacionalavareyes.com

Fundación Mª Jesús Álava Reyes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s