Los padres perfectos… ¿existen? Por Sara Ríos

¿Estaré siendo demasiado duro con él? ¿Será culpa mía que sea tan malo en los estudios? ¿Lo estaré haciendo bien? Continuamente, llegan a consulta padres excesivamente culpabilizados y desesperados por no ser capaces de ayudar a sus hijos, porque pierden la paciencia fácilmente con ellos o porque piensan que lo que les pasa a sus hijos se debe a comportamientos o comentarios de ellos.

padres perfectos

Es cierto que en ocasiones esto puede ser verdad, puede que pierdan los nervios rápidamente o que, de vez en cuando, les griten o pongan castigos excesivos. Sin embargo, cuando llegan muy preocupados por si están o no influyendo en el problema, lo primero que se le suele dejar claro, es que los padres NO SON PERFECTOS. De hecho, el ser humano por naturaleza no lo es. Todos perdemos los nervios en algún momento y, a veces es difícil aguantar las ganas de gritar a nuestros hijos.

Al nacer, los niños no vienen con un manual de instrucciones bajo el brazo, por lo que es normal que haya situaciones que no sepamos abordar correctamente, todos nos equivocamos. Además, hay situaciones que aunque un amigo nos cuente que con su hijo funciona, puede que con el nuestro no sea así. Por tanto, no hay que culpabilizarnos cuando no podemos pasar tiempo excesivo con ellos porque estamos trabajando, porque un día le damos más dulces de los que nos recomiendan, porque no hacemos lo mismo que hacían nuestros padres con nosotros,…

Sin embargo, es natural estar preocupados por no saber cómo manejar algunas situaciones. Lo primero a tener en cuenta, es la importancia que tiene reconocer esto ya que es un paso muy importante para detectar el problema y ponerle solución de una manera más efectiva.

A continuación, se proponen algunos consejos que son recomendables tener en cuenta a nivel general:

  • Cuanto más les gritamos y más nos enfadamos, peor nos sentimos nosotros y menos efectivo es. Por lo que intentemos estar en esos momentos serios y firmes pero sin entrar en discusiones ni gritos.
  • Igual que los padres no son perfectos, los hijos tampoco lo son. Por tanto, evitemos ponerles etiquetas negativas del tipo “eres un torpe”, “eres el peor de la familia”,…
  • Es importante poner límites y normas a los niños para que aprendan a autocontrolarse y a enfrentarse al mundo que les rodea lleno de normas.
  • A pesar de que a veces los niños tengan comportamientos negativos, es importante reforzarles cuando hacen las cosas bien. (“Me gusta mucho cuando me ayudas”, “¡qué bien lo haces!”, “¡Me gusta cuando te portas así de bien!”).
  • Cada niño es un mundo, por lo que a lo mejor lo que funciona para algunos, no es efectivo para otros, por lo que no hay que frustrarse si lo que nos recomiendan los demás que hagamos no nos funciona.

Finalmente, un último consejo: si, a pesar de intentar esto seguimos sintiéndonos inseguros con lo que hacemos o no somos capaces de controlar los gritos y lo pasamos mal, no hay que dudar en acudir a un especialista que nos ayudará a encontrar la solución. Pero recordemos: NO EXISTEN LOS PADRES PERFECTOS NI TAMPOCO LOS HIJOS PERFECTOS, así que no hay que ver como una debilidad pedir ayuda a un especialista; todo lo contrario, al hacerlo, lo que estamos intentando es ser buenos padres por preocuparnos en solucionar el problema y que el clima familiar sea mejor.

 

Sara Ríos GilSara Ríos Gil

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 81

Anuncios

Foro de la Educación con María Jesús Álava: “A los niños hay que y transmitirles ilusión”

La Fundación Eduarda Justo organizó el pasado lunes 16 de enero en Macael una  conferencia dentro del “Foro de la Educación” protagonizada por la prestigiosa psicóloga María Jesús Álava Reyes con el título “Cómo educar mejor a nuestros hijos”. Con gran asistencia de público en el salón de actos del Centro Tecnológico Avanzado de la Piedra, Álava dio algunas claves para afrontar la educación de los hijos, como la importancia de “unificar criterios por parte de los padres, ponerles pautas y límites y transmitirles ilusión y entusiasmo”.

foto-foro-educacion-21-ma-jesus-alava

Elegida una de las cien mujeres líderes de España y experta en investigación en psicología, María Jesús Álava considera que “hoy vemos a los adolescentes menos satisfechos y a los padres más perdidos”. “Los niños hoy tienen menos hermanos, están invadidos de tecnología y no tienen tiempo para estar con los amigos; están más solos”, afirmó, antes de sugerir que “tenemos un sistema educativo que trata a todos igual, cuando cada niño es único”.

Para encauzar los desafíos de la educación, la psicóloga asegura que “se puede desarrollar la inteligencia emocional” y cree que “con los chavales sirven muy poco los discursos, pero mucho el ejemplo”. Y habló de los bebés, “que observan continuamente a los adultos y aprenden; nos adelantan en capacidad de observación, en perseverancia y en capacidad de adaptación”.

“Hay que buscar el punto de motivación y de sensibilidad en el niño: todos lo tienen”, dijo. Considera que “el enemigo de la motivación es la sobreprotección, vivimos en una sociedad en la que el niño no se esfuerza porque se le da todo hecho y eso es una barbaridad, pues no aprende ni tampoco evoluciona y, por tanto, lo haremos más inseguro en la vida”. La ponente resaltó que “es terrible que los niños pasen de curso con varias asignaturas suspendidas”.

En relación con la inteligencia emocional, María Jesús Álava afirmó que “se necesita autoconciencia, conocernos de verdad para relacionarnos con los demás” y puso de relieve valores como “el respeto y la generosidad”. E hizo hincapié en “el entusiasmo y la ilusión, porque si sabemos ilusionarnos, la vida depende de nosotros y es más difícil que nos manipulen”.

Al final de la conferencia destacó los principales errores de la educación, como “intentar ser colegas antes que padres, proteger a los hijos en exceso, pretender razonar con ellos en medio de una discusión, mostrar impaciencia o favorecer el consumismo”.

No digas mañana… Hoy es tu día!! Por Matilde Brox

¿Eres de los que dejan todo para el último día?, ¿no va contigo ese refrán que dice no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy?

proactividad

¿Te reconoces en las líneas siguientes?

  • ¿Resuelves las gestiones cuando está acabando el plazo?
  • ¿Tienes tareas pendientes y siempre las dejas para otro momento que nunca llega?
  • ¿Te justificas diciendo que esa tarea no puedes hacerla porque tienes demasiado en qué ocuparte?
  • ¿Siempre te surgen otras cosas urgentes?
  • ¿La tarea es muy difícil y no sabes cómo abordarla?
  • ¿Dices que te pondrás a ello en cuanto puedas acabar el resto de cosas?

Esta costumbre de diferir y posponer se conoce como procrastinar, es un hábito que consiste en aplazar las tareas y dedicarse a otras, que suelen ser más fáciles o más agradables.

¿Cuáles son las causas?

Detrás del comportamiento de dejar “para mañana”, hay una lista de características personales que nos llevan a actuar así:

  • Falta de organización.
  • Un patrón de perfeccionismo que requiere emplear mucho tiempo en la planificación o realización de la acción.
  • Miedo al fracaso y a recibir críticas negativas.
  • Desmotivación ante una tarea obligatoria que no es atractiva para nosotros.
  • Dudas sobre nuestra propia capacidad.

Consecuencias

  • Indecisión, cúmulo y saturación de tareas.
  • Profundo malestar, ansiedad, culpa y estrés.
  • No lograr tus metas u objetivos.
  • Ganar mala fama o perder la confianza de la gente que te rodea.
  • Perder tu autoestima.

¿Qué puedes hacer para superarlo?

  • Intentar romper el círculo vicioso que se produce cuando evitas hacer la tarea ya que el no actuar te produce mucha ansiedad, acumulas el trabajo, te bloqueas, te paralizas y te resulta más difícil intervenir y ponerte a trabajar.
  • Vamos a ser proactivos a la hora de encarar los asuntos pendientes, nos ocuparemos en vez de preocuparnos.

¿Cómo?

  1. Identifica estas conductas en ti y sé consciente de tu patrón de actuación. ¿Cómo me comporto en mi día a día?, ¿ante qué tipo de problemas o situaciones dejo pasar el tiempo sin hacer nada? ¿Qué estoy evitando al no ocuparme de la tarea? ¿Cuáles son las causas que no me dejan actuar? Te puede servir llevar un diario donde anotes lo que va ocurriendo.
  2. Piensa en las ventajas de actuar antes, ¿reconoces oportunidades perdidas por haber actuado tarde? ¿Qué ventajas puedes obtener si te mueves y haces las cosas con tiempo suficiente? ¿Ganarías al menos tranquilidad y control sobre la situación?
  3. Aprende a priorizar, esto supondrá que haya tareas que tendrás que aparcar y también decir que no a otras.
  4. Aprende a distinguir lo importante de lo urgente.
  5. Planifícate, pero no pienses en ello en exceso, no esperes a que te llegue la inspiración.
  6. No hables, mejor actúa, ponte manos a la obra ya.
  7. No caigas en la tentación del teléfono móvil, internet, televisión, etc. apártalos porque crean adicción y te pueden hacer perder mucho tiempo.
  8. Comienza a trabajar tan solo unos minutos, habrás roto el hielo y el miedo a empezar desaparecerá, una vez que lo has iniciado ya será más fácil.

¿Te cuesta ponerte en marcha? vamos! podemos ayudarte con esos primeros pasos, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 91 083 77 81.

Matilde BroxMatilde Brox Gómez

Psicóloga sanitaria M 29186

mbrox@fundacionalavareyes.com

Fundación Mª Jesús Álava Reyes

Mª Jesús Álava en la Fundación Eduarda Justo hablará hoy de ¿Cómo tener éxito en la educación de los chicos y chicas de hoy?

Mª Jesús Álava participará hoy en la Fundación Eduarda Justo en la conferencia ¿Cómo tener éxito en la educación de los chicos y chicas de hoy? Será en:

  •  Salón de actos del Centro tecnológico de la Piedra – Macael
  • Hora: 19.30h

ma-jesus-alava-cosentino

Convertimos el “Blue Monday”, el lunes más triste del año, en un día feliz. Colaboración con Agencia EFE

El “Blue Monday”, este año el lunes 16 de enero, está considerado el día más triste del año por una fórmula matemática donde se incluyen tres factores: el clima, la cuesta de enero y el abandono de nuestros propósitos de año nuevo. En EFEsalud queremos acabar con la tristeza y dar paso a la felicidad. ¿Cómo combatir la tristeza?, ¿Cuáles son las claves para alcanzar la felicidad?, ¿Cómo hacer mis metas realidad? y ¿Cómo mantenerme feliz?

Si pensamos en los tres agentes involucrados en esta fórmula, sí que nos suelen afectar normalmente porque no sentimos lo mismo cuando hace sol que cuando llueve; el buen tiempo hace que nos apetezca salir más a la calle.

Disfrutemos del clima, sea cual sea. EFE/Miguel Angel Molina

En el caso de los propósitos, sí que es verdad que los arrancamos con mucha energía y poco a poco se van diluyendo pero…¡Sólo estamos en la tercera semana del mes, así que paciencia!; y en tercer lugar, la cuesta de enero es normal porque venimos de las Navidades donde hay muchos gastos, pero tranquilos que ya queda poco para cobrar.

EFEsalud ha hablado con tres psicólogas para tratar este tema, queremos darle la vuelta a la tortilla y convertirlo en un día feliz, o aunque sea, en un día donde no os sintáis tristes con todas estas recomendaciones.

Circunstancias externas

Silvia Álava, psicóloga de la Clínica Álava Reyes, garantiza que estos factores no nos tienen por qué afectar porque “las variables de la felicidad están siempre en uno mismo y en la forma de interpretar la vida”.

“Los últimos estudios dicen que las circunstancias externas sólo tienen un 10% de peso en nuestra felicidad. Y un porcentaje importante, un 40%, depende de mi actividad emocional y de las cosas que yo haga para estar feliz”, cuenta la experta.

No tenemos que pensar que porque sea “Blue Monday” y exista una fórmula matemática, realmente será el día más triste del año porque siempre va a depender “de cómo cada uno interprete la realidad”.

¡A por él LUNES!

Además de todos esos factores, es Lunes y  es una excusa más para ser un “mal día” porque es el inicio de la semana de trabajo.

Sonríe. EFE/Narendra Shrestha

Depende de “cómo te tomes las cosas”, si eres una persona negativa que piensa: “qué mal, otra semana por delante, ya se ha acabado lo bueno”, evidentemente se te hará un día muy complicado.

Silvia Álava recomienda no ser ni negativos, ni positivos, sino que seamos neutros: “Lánzate mensajes objetivos como es lunes y tengo que trabajar y así no tendrás ansiedad ni tristeza. Debemos decirnos que aunque sea lunes, no quiere decir que sea un mal día o que vaya a ser peor que otros”.

Controlar la ansiedad

La ansiedad se puede controlar con 2 pasos; según la experta debemos ser capaces de:

  1. Saber qué pensamientos son los que han generado esa tristeza o ansiedad.
  2. Hacer unos “procesos de recovery” para recargar las pilas. “Cada persona tiene que ver qué le hace sentir mejor: hacer deporte, llamar a los amigos, disfrutar de mi hijo/a, hacer meditación personal, etc”, explica la psicóloga.

“La cuestión es buscar pequeños momentos en el día para que nos retroalimentemos en positivo y que nos sirva para buscar fuerzas y energías”, detalla Silvia Álava.

Cómo alcanzar la felicidad

Se han estudiado bastante cosas que son precursoras de la felicidad pero “no hay una clave para conseguirla, porque cada uno tiene su propia llave de la felicidad”, explica la psicóloga Silvia Álava.

Una mujer corre por un parque. EFE/Franck Robichon

Hay cosas que nos hacen sentir mejor y más felices como:

  • Ser agradecido: cuando una persona hace algo por ti y lo agradeces de verdad, te hace sentir mejor.
  •  Hacer cosas por los demás: cuando hacemos cosas por los demás, nos sentimos más felices.
  • Practicar deporte: nos ayuda a segregar endorfinas para sentirnos más felices.
  • Respetar los hábitos de sueño y de vida sana: dormir y comer bien son básicos para la salud y para la felicidad.

Metas claras

Judit March, psicóloga de la clínica JM Psicologia y experta de Doctoralia, asegura que debemos diferenciar entre propósitos y metas. “Los propósitos son conceptos ambiguos y difusos, nos ayudan más a progresar las metas u objetivos claros y concretos”.

Da una serie de pautas, para que hagamos de esas metas una realidad:

  • Deben ser metas factibles,  por las que podamos luchar por ellas.
  • Deben ser específicas porque si son difusas, las terminaremos desechando. “Por ejemplo, si uno se propone ir al gimnasio es importante concretar bien los días en los que se irá a entrenar”.
  • No se debe perder de vista la realidad y asegurarnos de que existen probabilidades de que nuestros objetivos se cumplan.
  • Debemos ponernos una fecha límite para saber bien qué plazo tendremos para conseguirlos y favorecer la motivación.
  • Nuestros objetivos han de ser evaluables para controlar si los estamos cumpliendo de verdad o si necesitamos cambiar de estrategia para lograrlos.

Motivación, a fondo

La motivación no debe faltar a la hora de alcanzar nuestras metas, March asegura que existen tres grandes “saboteadores” de nuestra motivación que nos alejan de nuestros objetivos:

EPA/MAST IRHAM

  1. La hiperexigencia: “las personas demasiado exigentes consigo mismas, se sabotean solas si no hacen todo perfectamente bien. Hay que darse el permiso a fallar un día en la meta, pero nunca dos. Cuando estés agotado, descansa y después vuelve a abordar el tema con perspectiva”, aconseja la psicóloga.
  2. El miedo: es normal experimentar inquietud cuando nos disponemos a conseguir algo que se encuentra fuera de nuestra zona de confort, pero debemos superarlo.
  3. La procrastinación: consiste en ir retrasando las tareas necesarias para llegar a nuestro objetivo, y es la culpable de que año tras año repitamos los mismos propósitos en nuestra lista. Una buena estrategia es empezar con la parte más sencilla de la tarea hasta finalizarla.

Alejar los pensamientos negativos

Lecina Fernández, psicóloga clínica y directora del Laboratorio de Ilusión, explica que “la tristeza es lo que más se aleja de la ilusión y que aunque estemos tristes, algo tan simple como buscarla será importante para que combatirla.

EFE/SÓLO USO EDITORIAL

Afirma que podemos alejar los pensamientos negativos “con otros que nos enfoquen hacia nuestro horizonte y nos ayuden a saltar los obstáculos” a través  de la construcción y vivencias de ilusiones.

Para estar en un estado de bienestar emocional estable en el tiempo, Lecina Fernández, insiste en que la clave reside en “mantener viva la ilusión”.

¿Su receta? Dedicarnos “un minuto de ilusión cada día, para pensar, estimular y recuperar nuestro interior”.

“La Vida es demasiado importante como para tomársela en serio” (Oscar Wilde) Por Gema Valenzuela

Deseo invitarte a realizar un ejercicio conmigo. Siéntate cómodamente y sigue leyendo. Inspira profundamente…

felicidad

Recuerda aquella canción que siempre que la escuchas te saca una sonrisa. Aquella que te transporta a ese viaje tan especial que hiciste hace unos años pero puedes recordar como si fuera ayer. Aquella que por un momento, saca lo mejor de ti. La que te hace olvidar lo que desafinas y mete tu vergüenza en un cajón.

Mejor que recordar, ponte a escucharla.

¿Qué ha ocurrido dentro de ti? ¿Cómo te encuentras?

El objetivo de este sencillo ejercicio consiste en hacerte sentir mejor por un instante. Claro que te sigue agobiando lo que te agobia, preocupando lo que te preocupa y dándote miedo lo que te da miedo. Pero por un momento todo eso se ha hecho más pequeño porque han aparecido emociones agradables dentro de ti.

Durante muchos años la Psicología se ha centrado en el estudio de otro tipo de emociones tales como la tristeza, la rabia o la culpa. Esto es lógico teniendo en cuenta el sufrimiento que pueden generar.

Pero, ¿cuál es la importancia de las emociones positivas y su estudio dentro de la Psicología? ¿Qué nos aporta este conocimiento? ¿Podrían estas emociones ejercer un impacto importante sobre nuestra salud física?

La Psicología Positiva, definida como: “El estudio científico del funcionamiento humano óptimo” (Ken Sheldon, Barbara Frederickson, Kevin Rathunde, Mike Csikszentmihalyi, Jon Haidt, 1999) puede responder a estas y otras preguntas relacionadas con el bienestar del ser humano.

Una de las emociones más estudiadas dentro de esta corriente es el sentido del humor. Para Martin Seligman, gran investigador y divulgador de la Psicología Positiva, es una de las fortalezas del ser humano. Sin duda, esta capacidad y la risa como su máxima expresión, es una de las experiencias más placenteras para el ser humano.

¿Sabías que, además, tiene efectos directos sobre nuestra salud?

El Doctor Lee Berk, profesor de patología en la Universidad de Loma Linda, en California, realizó una serie de estudios que incluían el análisis de muestras de sangre en sujetos antes y después de visionar vídeos cómicos y los compararon con las de un grupo que no los visionó. Berk descubrió importantes reducciones en las concentraciones de hormonas de la tensión y un incremento en la respuesta inmune de quienes vieron los videos. Otros efectos del humor sobre nuestra salud son:

  • La risa disminuye el estrés y la ansiedad.
  • El sentido del humor fomenta el buen ánimo que ayuda a sobrellevar una enfermedad.
  • Previene algunas enfermedades mentales como la Depresión.
  • El sentido del humor contribuye a tener una percepción menor de dolor subjetivo.
  • Es potenciador de otras emociones positivas.
  • Fomenta las relaciones sociales positivas, nos acerca a otras personas y nos hace parecer más atractivos.

  ¡Recuerda!: El mejor propósito para el 2017 puede ser aumentar tu sentido del humor. Rodéate de gente que te haga reír y hazlo también de ti mismo de vez en cuando. Nunca mejor dicho podemos decir que la risa es “la mejor medicina”.

Gema ValenzuelaSi quieres realizar alguna consulta, o crees que necesitas mejorar tu estado de ánimo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Gema Valenzuela

Psicóloga Sanitaria

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 81 91 083 77 81