Las empresas, un aliado clave para el pacto por la educación

Los empleados necesitan más tiempo para vincularse a la enseñanza de sus hijos

pacto-por-la-educacion

Aquí se lo dejo. Si hay algún problema, avíseme. ¿Cuándo hizo su última revisión?… Estas son frases que suelen escucharse en los talleres mecánicos y que a nadie sorprenden. “El problema llega cuando estas expresiones comienzan a oírse en el ámbito educativo, algo que lamentablemente ha sido habitual en los últimos años”, explicó ayer el docente y experto en innovación educativa, Juanjo Vergara, durante la presentación del Pacto por la Educación en Equipo, impulsando entre otros por la Fundación SM y Gestionando Hijos, además de distintas personalidades y expertos vinculados a la educación en España.

El objetivo de la iniciativa es acabar con las trabas que han frenado el avance didáctico y formativo, relacionadas sobre todo con la necesaria vinculación y complicidad entre los diferentes agentes que conforman este gran conglomerado. “Por un lado, los padres y madres y el profesorado, los principales actores de este juego”, prosiguió Vergara. Y por otro lado, otras piezas fundamentales del juego, como pueden ser las administraciones públicas y las empresas privadas.

“Son ideas necesarias, que deben llevarse a la práctica, ya que los padres, docentes y administración han de trabajar juntos para profundizar en aspectos importantísimos para cualquier avance, como pueden ser el tiempo, la complicidad y el diálogo”, explicó el director general de planificación y gestión educativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, José María Fernández Lacasa, quien hizo hincapié en el buen momento en el que llega la citada iniciativa, “en una tesitura en la que por fin se ha llegado a un acuerdo para formar una comisión en el Congreso de los Diputados que construya y dé forma a un posible gran pacto por la educación”, apuntó. Pero, ¿por qué son tan importantes el tiempo o la complicidad en el ámbito docente? ¿Qué deberían hacer las organizaciones privadas para ayudar a afianzar estas demandas?

Nadie duda que la educación es uno de los instrumentos más efectivos para mejorar la sociedad, “por eso es necesario que todos los agentes que pueden intervenir de una u otra forma en este proceso y que comparten un mismo objetivo, colaboren de forma conjunta”, solicitó el director de Educar es Todo, Leo Farache. Los padres, madres y profesorado son las piezas fundamentales que “deben trabajar a la par buscando semejanzas y no diferencias”, afirmó la psicóloga María Jesús Álava. Esto es, en opinión de esta experta, lo más importante en la vida de los niños y futuros profesionales.

Todo esto es útil para, entre otros aspectos, pasar de una educación que actúa cuando llegan los problemas, “a un sistema docente predictivo y preventivo que se adapte a los alumnos desde el comienzo, desde su llegada al centro de estudios, y no después de que surja cualquier complicación”, prosiguió Álava. Conseguir esta meta, más que un cambio de mentalidad, supondría únicamente impulsar cambios a nivel legislativo, “ya que los docentes, por regla general, suelen tener clara esta idea”.

Una reunión entre padres y docentes cuida la salud emocional de los futuros profesionales

¿Qué es lo que falla entonces? “Tiempo dentro de sus jornadas laborales”, afirmó la psicóloga. Por eso, hay que impulsar que los profesores tengan más horas para poder estar con las familias de sus alumnos, “sin que esto suponga que tengan que quedarse más tiempo trabajando”. Pero esto no es cosa de uno, y al otro lado de la cuerda se encuentran los padres de los estudiantes. Es en este contexto donde se hace necesaria una alianza con el tejido empresarial. Y es que, tal y como explicó Álava, muchas reuniones entre las dos partes que conforman la educación de los futuros profesionales, docentes y familias, no llegan a buen puerto por la falta de tiempo y de oportunidad de encuentro entre ellas. Aquí, el papel de las compañías se vuelve indispensable para que, cuando los padres tengan que ir a reunirse con los profesores de sus hijos, las empresas les den vía libre. “Que se comporten como cuando un empleado tiene que ir al médico. Porque al fin y al cabo estas reuniones sirven para trabajar la salud emocional de los niños”, sentenció Álava.

Prevención

La lacra del acoso escolar, con todas sus consecuencias, influye no solo en el día a día de los chavales que lo sufren, sino también en su desarrollo y, por consecuencia, en la forma de ser de los adultos en los que se convierten. Acabar con este fenómeno es una exigencia que los expertos también incluyen en la lista de cualquier posible pacto por la educación. Más aún cuando las cifras continúan siendo alarmantes. El último estudio realizado por la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) cifra en un 75% el incremento del acoso en el último año, que además se ha cuadruplicado desde 2009.

“Se estima que el 26% de la población escolar está afectada por este. Además, solo el 14% se lo dice a sus padres, y solo el 10% a los profesores”, explicó Carmen Cabestany, docente y secretaria general de NACE (No al Acoso Escolar), quien profundizó en la cantidad de adultos que hoy ven condicionada su vida profesional y personal por haber sufrido este tipo de ataques durante su infancia.

La Herida que Sana. Por David Lanzas

Hoy vamos a hablar de heridas. Seguramente te hayas caído un par de veces antes de montar en bicicleta con soltura y, puede que no lo recuerdes, pero tus manos se han desollado más veces de lo que te gustaría admitir. Yo, por ejemplo, tengo una cicatriz en la rodilla que me recuerda que no es buena idea tirarme de cabeza en el tobogán del parque. Evidentemente ya no tengo edad de subirme al tobogán, pero si lo volviera a hacer (no lo descarto), mi cicatriz, mi querida cicatriz, estaría ahí para decirme, con su silencio, cómo caer con los pies en el suelo.
Es curioso como las heridas forman parte de nuestra historia, la herida del dedo que te recuerda que el ajo se corta con un cuchillo más pequeño, la de la barbilla que te dice que ya es hora de cambiar la cuchilla de afeitar, el chichón que te grita “levanta la cabeza del móvil y esquiva esa farola” o la cicatriz de apendicitis que te llevó a estudiar medicina. Son muchas las heridas, cicatrices, contusiones y brechas que componen nuestra historia y todas ellas tienen dos cosas en común: Duelen y nos enseñan algo.

el-mundo-es-de-los-valiente David Lanzas

La mayoría de pacientes acuden a consulta deprimidos o ansiosos, sintiéndose poco válidos, perdidos y con una amalgama de emociones que en ocasiones les supera. Son muchos los que temen caerse y sangrar. Convencidos de que lo más sensato es permanecer en un entorno seguro, acuden en busca de lo que ellos describen como “aumentar la autoestima”. Quizás, al principio, les cueste entender que para crecer primero hay que tolerar el fracaso y que esto es muy difícil si hemos construido una red de seguridad que nos protege de cualquier frustración. ¿El resultado? Personas profundamente inseguras.
Vivimos rodeados de mensajes que nos dicen que tenemos que triunfar en todo, estar contentos y que si algo malo sucede será insoportable. Casi sin darnos cuenta, vivimos con miedo a caernos. Fruto de este miedo nos cuesta iniciar proyectos nuevos, intentar cosas que en su día fallaron o perdonar a personas que nos hicieron daño. “No te muevas, no corras riesgos, puedes caerte y te dolerá” Así, día tras día, somos presa del miedo, miedo a fallar, a perder, a amar, en definitiva, miedo a vivir.

Esta dificultad para permitirnos caernos y lastimarnos nos deja paralizados, sin asumir riesgos y a la espera de que las cosas buenas vengan por si solas, dejamos la vida al azar y, gobernados por la ansiedad, nos perdemos una gran cantidad de aprendizajes (y heridas) que nos harían más fuertes. El hueso se convierte en cristal.

Aquí tienes 5 situaciones típicas en las que el miedo a herirnos suele estar a la base.

  • Tras una ruptura amorosa, consideras que la búsqueda de una nueva pareja solo traerá dolor.
  • Dejas escapar oportunidades en las que el éxito no está asegurado.
  • Evitas cualquier situación en la que no te consideres del todo competente.
  • No expresas tu opinión en público.
  • Te cuesta tomar decisiones y las pospones constantemente.

Si te has sentido identificado en alguna de estas situaciones quizás vaya siendo hora de romper esa red de seguridad y exponerte a la frustración, tu autoestima te lo agradecerá. Como en tantas otras áreas de la vida, la recompensa raramente llega sin esfuerzo. Si sudas en el gimnasio para mantenerte en forma, ¿Por qué con la autoestima iba a ser diferente?

Salta, toma la siguiente oportunidad y si te caes, no te preocupes, acabaras levantándote.
El dolor es momentáneo, la herida cicatrizará y el próximo salto será más alto.
Adelante, el mundo es de los valientes.

david-lanzasDavid Lanzas Fernández-Martos

Psicólogo Sanitario

LinkedIn

dlanzas@fundacionalavareyes.com

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

 

Cómo descubrir la mentira. Mª Jesús Álava Reyes para la Agencia EFE

Cómo descubrir la mentira

La mayor parte de las mentiras, en más del 50 por ciento de los casos, se quedan sin descubrir. Y esto se debe tanto a la dificultad para detectar señales eficaces de mentira, como a la tendencia de las personas a juzgar los mensajes como ciertos. Estas son las claves para desenmascarar al mentiroso

Otras noticias

EPA/BIZUAYEHU TESFAYE/ POOLEPA/BIZUAYEHU TESFAYE/ POOL

La psicóloga María Jesús Álava Reyes en su libro “La verdad de la mentira” (La esfera de los libros) asegura que, aunque todos mentimos cada día con más o menos frecuencia, no existen demasiados indicadores eficaces en la detección del engaño e, incluso en algunos casos, un gesto puede indicar justo lo contrario. Por lo que entra en juego la subjetividad.

Estos son algunos de los indicadores objetivos (reales) más frecuentes cuando se miente:

  • Elevación del tono de voz
  • Periodos de latencia
  • Duración de las pausas
  • Frases negativas
  • Inmediatez

Y estos son los indicadores objetivos (reales) menos frecuentes cuando se miente:

  • Movimientos de manos y dedos
  • Movimientos de piernas y pies
  • Lentitud en las respuestas

Los estudios que la directora del Centro de Psicología Álava Reyes cita en su libro aseguran que la tasa general de detección de mentiras en la población general oscila entre el 50 y el 55%. Eso significa que la mitad de las mentiras ni tan siquiera las percibimos.

La capacidad de detección de una mentira se incrementa cuando las personas se conocen o cuando la motivación del mentiroso es muy elevada, para sacar un beneficio o prevenir consecuencias importantes.

La psicóloga María Jesús Álava Reyes con su libro "La verdad de la mentira". Foto: La esfera de los libros

La psicóloga María Jesús Álava Reyes con su libro “La verdad de la mentira”. Foto: La esfera de los libros

Cómo se pueden identificar las mentiras

  1. Por los esfuerzos para no ser detectados: Por ejemplo, cierta rigidez en el tronco y las extremidades para no parecer inquieto puede dar lugar a elevar el tono de voz.
  2. Por la activación emocional que se produce durante la misma: El riesgo a ser descubierto o el sentimiento de culpapuede ser un activador emocional, aunque no siempre son buenos indicadores.
  3. Por la sobrecarga cognitiva: Se produce cuando se trata de mantener dos tipos de información o contenidos activos en la memoria de trabajo al mismo tiempo. En el caso de la mentira implica mantener la información falsa y verdadera a la vez.

Otras de las conductas no verbales indicativas de engaño que se citan en “La verdad de la mentira” son, por ejemplo, cambios en las pupilas; nerviosismo; tensión; indiferencia/despreocupación; tensión vocal…

Todos esos factores hacen que unos mientan mejor que otros. Es decir, quien mejor controle sus recursos cognitivos y emocionales, mejor mentirá. Y en ello también juega un papel importante la práctica, cuando mentimos con frecuencia mentir resulta más fácil.

También hay quien detecta la mentira antes que otros. Y en eso las mujeres llevamos la delantera.

“La mujeres tienen mayor sensibilidad y aversión a la mentira; tienden a percibir la mentira como algo más inaceptable que los hombres, con independencia de que se trata de sus parejas o amigos. Además, sus reacciones emocionales son más intensas al descubrir la mentira en las mujeres”, señala María Jesús Álava citando un estudio de 2009.

Las personalidades suspicaces son mejores detectores de la mentira, pero también peores detectores de la verdad. También los estados de ánimo influyen en la capacidad para desenmascarar al mentiroso, siendo las personas con tendencia a la negatividad más hábiles que las “felices”.

Clasificación de las mentiras

Aunque existen varias clasificaciones de la mentira, esta es la clasificación en función del objetivo:

  • Mentiras sociales: excusas inocuas y pretextos del día a día.
  • Mentiras narcisistas: omisiones y exageraciones para evitar la vergüenza.
  • Mentiras psicopáticas: persiguen un objetivo para la gratificación de quien miente, bien sea material o sensual.
  • Mentiras patológicas: incapacidad para decir la verdad, generalmente ligadas a un rechazo de la realidad.
  • Mentiras para salvar la vida: para evitar un daño importante.
  • Mentiras de trabajo: forman parte del trabajo de la persona.

Errores a evitar

Estas son algunas de las advertencias que la psicóloga, también presidenta de Apertia-Consulting María Jesús Álava desarrolla en su libro:

  1. No ser ingenuo: la mayoría de la gente miente todos los días.
  2. No te engañes permitiéndote mentir en pequeñas cosas: las grandes mentiras de nuestra vida empiezan por pequeñas mentiras en nuestro día a día.
  3. Internet: cuidado con los embaucadores, no te relajes con lo que te suena bien.
  4. Si no estamos atentos a las mentiras, viviremos una irrealidad que, tarde o temprano, puede estallar.
  5. No permitas que te engañen por debilidad o por una mal entendida generosidad.

Reglas de oro a seguir

Y unos consejos para terminar:

  • La mayoría de las mentiras no se producen por altruismo, sino por egoísmo.
  • Si queremos descubrir la mentira hay que estar en guardia.
  • La verdad puede traer sorpresas, la mentira sufrimiento.
  • No contestes a todas las preguntas que se te hagan de forma indiscreta o impertinente. Preservar la intimidad no es mentir.

FUENTE: Agencia EFE 

Nuevo curso para padres: Educa bien, Siéntete mejor

Abierto el plazo de inscripción para la próxima edición:  21 de diciembre de 19h a 20,30h

Educa bien, Siéntete mejor

Objetivos

De una forma práctica y amena, se abordarán las Reglas de oro que hemos de seguir en la educación y relación con nuestros hijos.

Profundizaremos en los errores que podemos evitar. Abordaremos la resolución de los principales problemas: el establecimiento de hábitos, responsabilidades y autonomía personal de los hijos, las reglas de juego en casa, normas y límites, el diálogo, el papel que juega la autoestima, relación con el colegio, sexualidad, drogas, amigos…

 “El objetivo principal es experimentar una VIDA PLENA CON NUESTROS HIJOS”.

Contenidos

1.-MÓDULO 1: CONDUCTA y CONFLICTOS

  • Cómo se analizan los problemas de conducta
  • Por qué se producen y cómo se solucionan
  • Resolución de conflictos, afecto y apego por encima de todo…

 2.- MÓDULO 2: NORMAS Y LÍMITES

  •  Cómo seleccionarlas, cómo ponerlas, cómo hacerlas cumplir…

 3.- MÓDULO 3: AUTOESTIMA Y SENTIMIENTOS

  • Autoestima: Qué es y cómo se favorece…
  • Sentimientos: Culpa, Tristeza, desesperación, desesperanza…

 4.- MÓDULO 4: COMUNICACIÓN Y ESTILOS EDUCATIVOS

  •  Consecuencias negativas de la sobreprotección, cómo no hacerlo…
  • Estilos de autoridad, estilos de comunicación…

El aprendizaje de una habilidad se adquiere con la práctica. Por eso el curso tiene un diseño eminentemente práctico, y se contará con todos los recursos pedagógicos que sean necesarios para el logro de los objetivos marcados.

 “La familia es el primer entorno social que enseña al niño las bases de la vida humana, en una dinámica de interacciones recíprocas basadas en la comunicación”.

  • LUGAR: Fundación Álava Reyes. C/ Caleruega  67, 28033 Madrid.
  • HORARIO: de 19:00 a 20:30.
  • Nº DE PADRES: entre 6 y 10.
  • FORMADOR:  Psicólogo de la Fundación Álava Reyes.
  • PRECIO:  75€ por jornada.
  • CÓMO INSCRIBIRSE: Por teléfono: 91 766 70 28. Por mail : info@alavareyes.com
  • FORMA DE PAGO:

Transferencia bancaria. CC: 2085 9980 99 0330068639 Entidad: Ibercaja. Titular: Álava Reyes Consultores SL

“La felicidad y la infelicidad dependen de nosotros, no de los demás…” Mª Jesús Álava en el club del diario Faro de Vigo

FARO - María Jesús Álava Reyes

MARTA G. BREA. 30.11.16, VIGO (C.AREAL).- CHARLA – CONFERENCIA DE LA PSICOLOGA MARIA JESUS ALAVA REYES, PRESENTADA POR LA EXCONSELLEIRA PILAR FARJAS.

“La felicidad y la infelicidad dependen de nosotros, no de los demás…”

Abre el archivo adjunto para leer el resto de la noticia en el diario Faro de Vigo, que se hace eco de la presentación del Libro de Mª Jesús Álava “La Verdad de la Mentira” en la ciudad gallega: Faro de Vigo