Mi hijo tiene muchos miedos… ¿Es normal? Por Gema Valenzuela

Carla tiene 5 años. Tiene miedo a las serpientes. Si ve una en la TV, se pone a llorar.

Carmen tiene 9 años, sus padres acuden a consulta porque tiene miedo de nadar en el mar donde no ve el fondo.

Sara, de 4 años de edad, tiene miedo a dormir a oscuras, si no tiene una pequeña luz, no puede dormir.

mounstruos

El miedo es una emoción innata y fundamental para la supervivencia del ser humano. Tanto es así, que es completamente normal que distintos miedos vayan apareciendo según vamos creciendo. Los miedos de Carla, Carmen y Sara, aunque nos los encontramos en consulta porque vienen sus padres preocupados, son completamente normales para su edad.

Sin embargo, hay veces que el miedo deja de ser funcional y adaptativo y comienza a ser un verdadero suplicio para el niño y sus padres. En estos casos hablamos de fobias, es decir, miedo desproporcionado a una cosa o situación. A veces resulta algo complicado hacer la distinción entre el miedo normal y el patológico. Para hacer esta distinción debemos fijarnos en los siguientes aspectos:

  • Edad del niño.
  • Tipo de miedo o miedos que presenta.
  • Interferencia que supone en la vida diaria.
  • Duración de esta manifestación.

Veamos algunos ejemplos de miedos que deberíamos tener en cuenta:

  • María, 8 años. Miedo a dormir sola, se levanta para meterse en la cama de sus padres: Aunque muchos niños tienen miedo de dormir solos, no debemos permitir que duerman con nosotros de manera habitual.
  • Paloma, 10 años. Presenta mucho miedo a la oscuridad y fuertes pesadillas: Las pesadillas son habituales, pero si se repiten con frecuencia debemos consultar con un profesional y a los 10 años el miedo a la oscuridad suele haber disminuido mucho.
  • Elena, 9 años. Presenta miedo a montar en avión. Aunque lo ha podido hacer en el periodo vacacional con su familia, ha sido a costa de pasarlo muy mal: Hoy en día contamos con tratamientos eficaces para tratar esta fobia que con frecuencia pasamos por alto porque “no montamos en avión todos los días”. Sin embargo, las limitaciones y problemas que puede acarrear no superarla son muy grandes.

 Recuerda: El miedo es una emoción normal y debemos ser conscientes de los mitos que aún giran en torno a esta emoción tan importante, algunos ejemplos son: “Sentir miedo es de cobardes”, “El miedo es una opción”, “Si tienes miedo a perder, no mereces ganar…”. Estas creencias erróneas nos alejan de tener una visión adecuada y por tanto pueden confundirnos en relación a los miedos de nuestros hijos. Si tienes alguna duda en relación a este tema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Gema ValenzuelaSi quieres realizar alguna consulta en relación a los miedos o a los niños, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Gema Valenzuela

Psicóloga Sanitaria

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 81 91 083 77 81

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s