Volver al trabajo (y sobrevivir en el intento) Por Gema Valenzuela

Vuelta al trabajoTras estas semanas de merecidas vacaciones, se avecina la vuelta al trabajo. Esto implica cambios no muy agradables: madrugar, asumir de nuevo responsabilidades, atascos… en definitiva, un cambio de 180 grados que no siempre es fácil asumir.

Algunas de las cosas que pueden ocurrir los días previos a la incorporación al trabajo, es que tengamos problemas para conciliar el sueño, demos vueltas a la cabeza a lo que nos espera y estemos más irritables y tristes porque como dice la canción: “el final del verano, llegó”. Con este panorama, la montaña de papeles que imaginamos sobre nuestra mesa de trabajo puede impedirnos ver el lado positivo, y la manera más saludable de comenzar otra vez tras las vacaciones.

Veamos algunas claves importantes a tener en cuenta:

  1. Volver a tener una rutina es importante: El orden en los horarios, comidas y hábitos es fundamental para el ser humano, por eso muchas veces el caos típico de las vacaciones puede generar más estrés de lo que parece. No lo idealices.
  2. Soltar las vacaciones cuesta: Acepta que es normal tardar unos días en volver a coger el ritmo del que llevamos tiempo desconectados. Te acostumbrarás antes de lo que crees, hasta entonces, puedes recrearte tranquilo con tu álbum de fotos del verano o contando las anécdotas que te ha traído este caluroso periodo vacacional.
  3. Aquí y ahora: Tras darnos este margen de tiempo y despedirnos temporalmente del verano, céntrate en el nuevo día que tienes por delante. De nada va a servirte quedarte anclado en pensamientos como: “con lo bien que estaba y ahora fíjate…” “es horrible madrugar y enfrentarme a esto…”. Cámbialos por: “se estaba bien en vacaciones, pero ahora empieza una nueva etapa de la que también puedo disfrutar”.
  4. No seas muy exigente contigo mismo: En la medida que tú trabajo te lo permita, ponte objetivos pequeños los primeros días.
  5. Mira el donuts en lugar de al agujero: Recuerda que te da pereza la rutina pero tienes un sitio al que volver. El tiempo de ocio es valorado en la medida en que hemos estado meses trabajando. Valóralo, porque no todo el mundo tiene esa suerte.
  6. ¿Se puede ir contento a trabajar?: Como dice Mª Jesús Álava Reyes en su libro “Trabajar sin sufrir”, “Si nos pasamos dos tercios de nuestra vida trabajando, merece la pena que aprendamos a disfrutar de nuestra profesión”. La rutina laboral te ofrece también oportunidades gratificantes, como tomar un café distendido con tus compañeros, o el orgullo de ver un proyecto profesional cumplido.

 

Tu actitud ante la vida depende de ti, recuerda que sigue siendo posible disfrutar de pequeños detalles que te hagan sentir bien y enriquecer con ellos el día a día. Hacer deporte, comer sano, disfrutar de tu gente o realizar esa actividad que desde hace tiempo deseas… no tiene fecha en el calendario.

Gema ValenzuelaSi quieres realizar alguna consulta en relación a tu vuelta al trabajo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Gema Valenzuela

Psicóloga Sanitaria

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 81 91 083 77 81

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s