Amar bien: El reflejo de una sana comunicación. Por Gema Valenzuela

Las palabras que utilizamos para dirigirnos a los que nos rodean son fundamentales para determinar la calidad de esa relación. Mediante ellas, la comunicación puede resultar todo un éxito al sentirnos comprendidos y comprender, o convertirse en la peor arma de guerra en nuestra propia casa.

Comunicar eficazmente consiste en tener muy en cuenta estos dos elementos, transmitir para hacernos entender y estar atentos para hacer lo mismo con el otro. Si no comprendemos ni nos hacemos comprender, difícilmente podremos atender a las peticiones de la pareja, ni recibir de ella lo que, a veces, con tanto deseo anhelamos.

¿Sabes que ocurre cuando discutes? Vamos a ver el lenguaje del cuerpo.

Discutir en parejaCuando observamos los cambios físicos en las parejas durante una discusión tensa, podemos comprobar hasta qué punto nos estresamos. Una de las reacciones físicas más comunes es la aceleración del ritmo cardíaco. También se dan cambios hormonales, incluyendo la secreción de adrenalina, hormona que estimula la respuesta de ataque o huida. Además aumenta la presión sanguínea. Todas estas reacciones de tensión suceden porque nuestro organismo percibe que la situación es peligrosa, e imposibilitan cualquier conversación productiva capaz de solucionar el conflicto.

En primer lugar debes saber: ¿cómo te encuentres en ese momento?, puede ser un buen predictor para saber si la comunicación resultará exitosa o acabaréis tirándoos los trastos a la cabeza. Si deseas hablar algo importante con tu pareja, realiza un chequeo rápido y detecta cuál es tu estado de ánimo. Por ejemplo, es viernes por la noche, llegas después de un día duro de trabajo, estás cansado/a y de mal humor ¿crees que es buen momento para sacar un tema en el que no os ponéis de acuerdo fácilmente?

Quizá necesites una ducha que te relaje o un paseo de 10 minutos antes de hablar, que generen el efecto de “bajar el volumen” de tu estado de ánimo. Este pequeño detalle puede marcar la diferencia del desenlace.

Como apunta Mila Cahue en su libro “Amor del bueno”, para conseguir que nuestras palabras no se queden en el aire tenemos que saber:

  1. Qué quiero decir: Igual que repasamos en nuestra cabeza las palabras adecuadas cuando vamos a reunirnos con el jefe, con nuestra pareja la conversación no debe ser fruto de una improvisación. Es importante detectar qué me está molestando. Cuanto más concretemos lo que queremos o nos molesta, mucho mejor.
  2. Cómo lo quiero decir: Este paso refleja la capacidad que tenemos de decidir cómo quiero decírselo, ¿chillando?, ¿ofendiendo?, seguramente no.
  3. Para qué se lo voy a decir: Este punto implica conocer el objetivo de nuestra conversación. Si gritamos a nuestra pareja, estamos ofendiendo, no comunicando. Lo que queremos es ir resolviendo los conflictos que aparecen fruto de la convivencia. Si al pensar en ello tenemos otros sentimientos (búsqueda de revancha, que el otro se sienta igual de mal que nosotros, etc.) mejor posponerlo.

 Hablar en pareja

En resumen: Describe lo que ocurre (“me encuentro con mucha frecuencia la ropa tirada en la habitación”) Expresa cómo te sientes (“me molesta porque se puede evitar fácilmente si recoges la ropa en el momento”) Di lo que quieres (“me gustaría que recogieras la ropa en lugar de tirarla por ahí”).

No se trata de anular las diferencias con nuestra pareja, negarlas o imaginar un mundo (irreal) en el que todo es perfecto y no hay discusiones, sino entender que las diferencias se pueden resolver de un modo en el que lleguemos a un encuentro en lugar de al distanciamiento. Esto es posible si ponemos un poco de atención y voluntad.

Gema ValenzuelaSi quieres realizar alguna consulta en relación a tu relación de pareja, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Gema Valenzuela

Psicóloga Sanitaria

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 8191 083 77 81

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s