Cómo dar malas noticias a los niños. Por Sara Ríos

Es posible que, en algún momento de la vida, un niño tenga que pasar por algún acontecimiento negativo como la muerte de un familiar, una mascota, un atentado que sale constantemente en las noticias, etc. y enfrentarnos al momento en el que se lo tenemos que explicar suele resultarnos algo complicado. Muchas veces nos preguntamos; “¿Es necesario contárselo?” “¿No sufrirá más?” “Si no se lo decimos, a lo mejor ni se entera.” “¿Qué nos inventamos para que no sufra tanto?”…

Dar malas noticias a los niños
La mayoría de las veces, intentamos ocultarles información o mentirles para que no sufran, sin embargo, es posible que se acaben enterando de otra manera o por otras personas y el temor puede aumentar. Es posible que, si nosotros no les damos una explicación sobre lo ocurrido y dejamos que ellos se lo imaginen por lo que van observando y escuchando, se puedan formar una idea errónea y no podremos saber cómo se sienten ni cuáles son los miedos y preocupaciones que puede que estén teniendo.

Malas noticias a los niños2

Por tanto, cuando nos encontremos con esta situación, es importante seguir estas recomendaciones:

  • No mentirles ni intentar transformar la realidad: los niños deben aprender que las personas no somos inmortales, la muerte existe y no se puede evitar. Mensajes como “tu abuelo se ha dormido por mucho tiempo”, no les ayuda a afrontar la situación.
  • Adaptar el modo de darles la información según el lenguaje del niño: hay que adaptar el mensaje a su lenguaje y capacidad de entendimiento. Además, si son muy pequeños, debemos contarle lo que ha pasado pero no es necesario dar muchos detalles del suceso ya que podemos dañar su sensibilidad y no le va a ayudar a clarificar la situación.
  • Enseñarles a expresar sus emociones: se les indica que son situaciones en las que las personas pueden llorar, sentir rabia, sorpresa,… deben expresarlas si lo necesitan pero enseñándoles a manejarlas correctamente.
  • Resolver las dudas que tengan: es probable que el niño no entienda la situación y que haga preguntas tanto ese día como los posteriores, por lo que es necesario responderlas sin engañarles y estando muy pendientes de cómo se va sintiendo los días siguientes.
  • Darles nuestro apoyo y cariño en todo momento: que sepan que estamos ahí con ellos para cualquier cosa que necesiten o cualquier duda.

Si notas que le cuesta asimilarlo más de lo normal o si tienes alguna duda sobre cómo explicárselo, no dudes en acudir a nosotros y te ayudaremos.

Sara Ríos GilSara Ríos Gil

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 81

LinkedIn

srios@fundacionalavareyes.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s