Cómo ganar a las rebajas. Por David Lanzas

rebajasDos veces al año los escaparates de la ciudad se tiñen de rojo con la promesa de invertir las reglas del juego y así obtener el deseado “Más por menos”. Las rebajas, promociones y descuentos especiales volverán, un año más, a convertirse en el plan estrella de muchas tardes de domingo.

Si bien es cierto que es una buena oportunidad para invertir en aquello que necesitamos o darnos algún capricho merecido, hay que tener cuidado a la hora de abrir la cartera y empezar a comprar por impulsos. El ser humano es un ser racional … y emocional, esto es bien conocido por todas las empresas que se dedican al comercio y es el filón perfecto para duplicar, o incluso triplicar, las ganancias, ya que muchas veces compramos movidos por la ansiedad, la euforia o la necesidad de llenar un vacío.

Para poder disfrutar de estas “gangas” con cabeza y sin arruinarnos en el intento, basta con trazar un pequeño plan que nos permita mantener nuestra impulsividad a raya.

Aquí os dejo cuatro puntos clave para comprar sin perder el control:

  • Fija el objetivo. Antes de salir de casa es conveniente que tengas una idea de lo que necesitas o te apetecería comprar. Esto es importante ya que cuando pongas un pie en la tienda te toparás con un sinfín de artículos que no necesitas a un precio que grita “cómprame y llévame a casa contigo”. Llevar una lista mental (mejor si es escrita) ayuda a hacer oídos sordos a tanta demanda de atención.
  • Ten un presupuesto límite. Sé que puede resultar difícil hacerse una idea general de cuánto estás dispuesto a gastar sin antes ver el producto, pero haz un esfuerzo por ponerte un límite, así te será mas fácil decidir en qué cosas te compensa invertir y en cuáles no. La mayoría suele saltarse ligeramente el presupuesto pero, de no tenerlo, el desembolso hubiera sido mayor.
  • Paga en efectivo. Este es otro recurso que nos ayuda a comprar con responsabilidad. Pagar en metálico es bueno por dos razones:
  1. Nos obliga a ajustarnos al presupuesto del que ya hemos hablado, ya que tendremos que haberlo planeado con antelación para sacar una cantidad concreta del cajero.
  2. Genera en nosotros una conciencia de gasto que pagando con tarjeta no se daría. Ver el dinero materialmente ayuda a tener autocontrol a la hora de gastar.
  • Haz planes entre compra y compra. Las probabilidades de que el gasto se dispare por las nubes se reducen si entre tienda y tienda haces pequeñas pausas como quedar para tomar un café con un amigo o ir al gimnasio a mitad de la tarde. Así tendrás otros estímulos reforzadores fuera del ámbito de las rebajas y el cuerpo no te pedirá tanta compra.

Ahora solo queda salir a la calle y disfrutar de tus compras con moderación.

Recuerda que el  autocontrol no tiene precio.

Buenas rebajas.

Si dudas de tus fuerzas para ponerlo en práctica o necesitas ayuda, puedes ponerte en contacto con nosotros en la Fundación María Jesús Álava Reyes en el teléfono: 91 083 77 81  o en el mail info@fundacionalavareyes.com te ayudaremos a conseguir tus objetivos.

David LanzasDavid Lanzas Fernández-Martos

Psicólogo Sanitario

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s