Separaciones conflictivas entre padres… ¿cómo afectan a los niños? Por Sara Ríos

“Es una mala madre, nada más que lo quiere por el dinero”, “La nueva novia que tiene Separaciónes una bruja y sus hijos ya ni te cuento…”, “El sábado es su cumpleaños y el niño quiere que vaya…yo creo que le compro cualquier cosa, se la doy en un momento antes de irme a trabajar  y así me ahorro ir y ver a la madre”, “Es que no sabe ser responsable, me lo trae siempre sin duchar, con la ropa sucia, sin los deberes hechos… y encima quiere la custodia”, “Al final tú eres la mala y él el bueno”… Estos y otros muchos comentarios son los que día a día tienen los padres con sus conocidos, familiares, e incluso con nosotros como profesionales constantemente en la consulta. Lo que no se dan cuenta, es que la mayoría de las veces lo dicen en presencia de sus hijos y, aunque piensen lo contrario, ellos lo escuchan y lo sienten todo.

Pasar por una separación conflictiva siempre es un acontecimiento desagradable para los dos por todos los trámites y disputas que tienen que pasar, pero esto empeora si hay hijos en común de por medio. Muchas veces los padres no los tienen en cuenta cuando deciden separarse y, otras veces, piensan en ello pero no son conscientes de que los niños lo sufren igual o incluso más. Están expuestos a cambios continuos de residencia, a formas distinta de educar, a enfrentamientos entre ellos e incluso, a veces, son el foco del desahogo del uno contra el otro (“anda que vaya tela tu madre”, “tu padre no te quiere venir a buscar”, “vaya madre te ha tocado”…)

Las respuestas que los niños suelen tener ante este tipo de separaciones pueden llegar a ser: preocupación, rabietas, ansiedad, tristeza, dificultades en el colegio, problemas de autoestima, autoculpabilización, etc. Sin embargo, también depende de las características personales del niño, sus estrategias de afrontamiento y, sobre todo, cómo los padres se impliquen con sus hijos en este sentido. También puede llegar a suceder, sobre todo en niños más mayores,  que se “aprovechen” de la situación y chantajeen a sus padres o que se decanten por uno de ellos y se enfrenten al otro progenitor. En todos estos casos, las consecuencias personales para el niño son muy negativas.

Separación y niños

Por tanto, si se está pasando por una separación conflictiva o si ya está establecida la custodia pero la relación entre los padres es muy conflictiva, recomendamos una serie de pautas a seguir por ambos:

  • Asegurarnos de que el niño no se encuentre cerca e incluso en la misma casa cuando tengáis algún tema que discutir o reprocharos, ya que lo escucha todo.
  • Evitar hacer comentarios negativos sobre el otro progenitor con cualquier persona siempre que el niño esté presente o cerca.
  • No hablar de forma despectiva ni negativa del otro progenitor con el niño, ni siquiera pequeños comentarios del tipo “vaya madre tienes”, “qué poco te quiere tu padre”, etc. En esta línea, si es el niño el que comenta algo que ha hecho con el otro progenitor, intentar no criticar negativamente lo que dice, aprobarlo y, si no nos parece bien, hablarlo a parte con el otro padre.
  • Intentar, dentro de lo posible, estar de acuerdo en la educación del niño: las normas a poner, las consecuencias, la rutina, etc. Para que el niño no note un desequilibrio en la crianza y se pueda normalizar todo lo posible su día a día aunque esté en casas diferentes.
  • Apoyar y querer incondicionalmente al hijo, preocupándose por su día a día y aprovechando los momentos que se tenga con él.

En definitiva, una separación sin repercusiones negativas para los niños es posible siempre y cuando se le tenga al margen de los conflictos entre los progenitores, intentando que su día a día sea lo más satisfactorio posible y dándole en los dos ámbitos un apoyo y cariño incondicional.

Si necesitáis pautas para sobrellevar esta situación entre vosotros o con vuestro hijo, no dudéis en contactar con nosotros y os ayudaremos porque, recordad: una separación positiva y sin repercusiones para vuestros hijos, ¡es posible!

 

Sara Ríos GilSara Ríos Gil

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 81

LinkedIn

srios@fundacionalavareyes.com

Anuncios

Un pensamiento en “Separaciones conflictivas entre padres… ¿cómo afectan a los niños? Por Sara Ríos

  1. Sara todo lo que dices es real ,lo vivo casi todos los dias en la consulta . Por desgracia es muy frecuente que acudan hijos de padres separados con sintomas psicosomaticos por culpa de los conflictos entre los padres . Las pautas a seguir son las correctas por el bien del niño y sobre todo por su felicidad ,pero he comprobado que la mayoria de los padres son egoistas y nada mas que piensan en su propio beneficio . Muchos besitos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s