Juegos y juguetes, se acercan las Navidades. Por Cristina Gomis

Juegos y juguetesLos grandes centros comerciales ya nos recuerdan que se acerca la Navidad y con ello, las mismas preguntas de todos los años.”¿Qué puedo regalar a los niños? ¿Cuántos regalos les tengo que hacer? Tienen de todo y quiero comprar algo que le den uso y sea apropiado para su edad”

Pues bien, no debemos limitarnos únicamente a regalar juguetes en fechas señaladas. Debemos regalar juguetes en varias épocas del año para que puedan mantener la ilusión y el interés por ellos. Es por ello, que es importante tener en cuenta que siempre existe un juguete adaptado a las necesidades de desarrollo que presenta cada niño. En este artículo, nos vamos a centrar en la primera infancia para la elección del mejor juguete.

  • De 0 a 12 meses, la mamá y el papá es el mejor juguete del niño. Es una época en que necesitan mucho contacto físico y afectivo, que estimulen sus sentidos y su movimiento por tanto es importante que tengan juguetes para coger y soltar, morder, agitar, empujar, etc. ¿Qué podemos regalar? Sonajeros, muñecos de goma, tentetiesos, pelotas, alfombras de tela, juguetes sonoros, juguetes con diferentes texturas, centros de actividades, muñecos blandos, juguetes para el baño, balancines, móviles. ¿Por qué? Siguen con la mirada el movimiento de los objetos, responden con risas y gorjeos, estimulan la capacidad para reconocer voces, distinguen formas y colores, empiezan a mantenerse sentados, son capaces de agarrar objetos, golpean objetos, arrastran y empiezan a pronunciar sus primeras palabras.
  • De 12 a 24 meses, debemos proporcionarle juguetes que le estimulen a caminar ya que durante este segundo año se produce el logro de experimentar el entorno próximo. En esta etapa podemos regalar correpasillos, arrastres, pelotas, bicicletas de 3 y 4 ruedas, pizarras, pinturas, juguetes que estimulen su destreza manual, juegos para apilar, llenar y vaciar, libros de goma y cartón duro, construcciones y encajes sencillos. ¿Por qué? Muy sencillo, ellos ya arrojan y recogen objetos, consiguen el equilibrio en sus acciones, comprenden y hablan, andan y saltan, descubren su entorno y empiezan a jugar con compañeros.
  • De 2 a 3 años, los niños empiezan a imitar lo que ocurre a su alrededor. Hacen de papá, de mamá, de médico… Los niños interiorizan los valores de su familia y de la sociedad a la que pertenecen, expresan sus sentimientos y exteriorizan conflictos. Para muchos papás esta es la edad “fácil” de regalar porque podemos encontrar fácilmente coches, palas, cubos, construcciones, puzzles, pinturas, muñecos, supermercados, salones, sillitas, carritos, cunas, complementos de cocina, peluquería, medicina… ¿Por qué? Ellos ya hablan, aprenden nuevas habilidades, preguntan, corren, saltan y sobre todo imitan.
  • Aproximadamente a los 4 años, es cuando el juego cobra mayor atractivo, sobre todo porque ya son capaces de jugar con otros niños y niñas, y organizar sus juegos. También disfrutan con los juegos de movimiento , es decir, con balones, bicicletas, columpios…
  • Hacia los 5-6 años los niños ya juegan a juegos en los que existen una serie de normas o reglas que los jugadores deben conocer y respetar. Normalmente éstos son juegos de mesa. Podemos aconsejar por tanto, juegos de habilidades sencillos, patines y bicicletas, mecanos, construcciones, cuentos, marionetas, disfraces, casas de muñecas, juegos de manualidades, coches teledirigidos, juegos de preguntas y repuestas, juegos de memoria, cartas, futbolines, juegos de experimentos ¿Por qué? Ya tienen buena habilidad física, descubren el entorno familiar, hablan correctamente, revelan sentimientos en los juegos, exteriorizan emociones jugando, comparten juegos con sus amigos.

Por último cabe decir que hay que regalar juguetes suficientes, pero no excesivos. No les ayudaremos comprando todo lo que piden. Recibir demasiados juguetes puede generar actitudes caprichosas, de menosprecio, de egoísmo, de descuido, de desinterés, de poca valoración de sus cosas. Los juguetes son los primeros objetos que consideran suyos, por ello es importante enseñarles a valorarlos y a cuidarlos. Frecuentemente los niños reciben más juguetes de los que necesitan y que realmente pueden disfrutar.

Cristina Gomis

Cristina Gomis Pont

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes:

91 083 77 81

cgomis@fundacionalavareyes.com

Las 6 preguntas claves para evitar el estrés de las compras navideñas. Por Paula Hernández

NavidadesLa Navidad es una época del año que para muchos está cargada de ilusión, felicidad, amor y momentos entrañables con los seres queridos; para otros, sin embargo, no tiene ningún significado especial o incluso algunos preferirían saltarse esta festividad. Sea de mayor o menor agrado, lo que sí es cierto es que un elevado porcentaje de personas la celebran (en torno al 34% de la población mundial) y en muchos casos como ocurre en nuestro país, son tradición los regalos.

 Las compras navideñas son en ocasiones fuente de estrés por aspectos como: no saber que regalar, ir a comprar y que el producto esté agotado, no disponer de mucho tiempo y/o dinero, tener que soportar grandes atascos, aglomeraciones de gente, largas colas…

Una de las formas de evitar este posible estrés, es mediante la planificación de las compras. Para dicha planificación, sería suficiente sentarse a finales de Noviembre y dedicar en torno a una hora y media a responder a las 6 preguntas claves:

  • ¿A quién voy a regalar? Hacer una lista con aquellas personas a las que vayamos a regalar.
  • ¿De qué presupuesto dispongo? Asignar una cantidad de dinero al regalo de cada una de las personas de la lista, de este modo evitaremos gastar más de lo previsto. Pero, ¿y si no tengo dinero o no quiero gastar una cantidad excesiva? Existen multitud de regalos que no suponen prácticamente coste alguno, y con los que estamos regalando experiencias, como: CDs personalizados, un picnic, una caminata, una cena romántica, calendarios personalizados con las fechas claves, gymkhanas, vales por buenos momentos juntos…
  • ¿Qué voy a regalar? Añadimos a la lista qué regalos quiere o en cuáles hemos pensado para cada una de esas personas. A veces no sabemos qué regalar, en estos casos podemos optar por visitar webs que proponen ideas, comprar las conocidas tarjetas de regalo, hacerlos nosotros mismos o elegir regalos solidarios (tarjetas navideñas, peluches, pañuelos, camisetas, inscripciones en ONGs…).
  • ¿Cómo voy a comprarlo? Si la compra se realiza a través de Internet hay que tener presentes los plazos de envío para evitar imprevistos.
  • ¿Cuándo voy a ir a comprarlo? Elegir la fecha de compra, preferiblemente en horario de mediodía y evitando los fines de semana, puesto que son los momentos en los que menos gente suele haber. Cuando esto no es posible y tenemos que ir en hora punta, podemos aprovechar el tiempo que esperamos hasta que nos cobran para practicar algún tipo de técnica de relajación como la respiración diafragmática, evitando así que la ansiedad se dispare. Lo ideal sería hacer las compras con un margen de unos 15 días para tener tiempo por si se olvidase algo.
  • ¿A dónde voy a ir? Si organizamos bien las compras y vamos en un mismo día a aquellos comercios que estén situados cerca, ahorraremos una gran cantidad de tiempo en desplazamientos.

 

 Además, podemos ser precavidos, no olvidando pedir el ticket de regalo y comprando papel de envolver.

Ahora sólo queda disfrutar de estas fiestas.

Paula HernándezPaula Hernández García

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

phernandez@fundacionalavareyes.com

¿Qué hacer ante situaciones de acoso laboral? Por Leire Bullain

En los centros de psicología, cada vez más gente nos pregunta si las situaciones que viven en su trabajo tanto ellos como sus familiares o amigos se podrían calificar como acoso laboral. Pese a que el termino acoso laboral o mobbing está a la orden del día, nos cuesta reconocerlo.

Ya hemos hablado en el anterior post ¿Cómo saber si se sufre acoso laboral?, sobre cuáles son algunas de las conductas típicas del agresor (asignar trabajo en exceso o difícil de realizar, asignar tareas sin sentido, etc.), y los síntomas que sufre la víctima (desorientación, inseguridad…). En este post exponemos algunas pautas que se pueden llevar a cabo en esta situación:

  • Identificación precoz. Cuanto antes identifiques el problema y te enfrentes a él, mejor será el pronóstico.
  • Apoyo familiar y de amistades. Si en tu casa y círculo de amigos la problemática es reconocida sufrirás un menor daño.
  • Atención al cuidado personal. Prestar atención al cuidado de la alimentación, el sueño, el descanso, el aseo y el ocio.
  • Identificación de apoyo en el entorno laboral.
  • Evitar en lo posible los pensamientos del tipo “el tiempo pone a cada uno en su lugar”, “hay gente mala que tiene que recibir su castigo”, “tengo que ser querido por todo el mundo”…
  • Comunicarnos bien. Asertividad no significa agresividad.
  • Aprender a autocontrolarnos, tan necesario ante las situaciones hostiles en las que se encuentra la persona acosada.
  • Confiar en nuestro juicio, es tan válido como el de los demás.
  • Expresar las opiniones de manera firme y audible, sin crispación ni ansiedad.
  • Mantener el contacto visual con el interlocutor.
  • Solicitar asesoramiento psicológico.

Todo ello ayudará a recuperar la autoconfianza.

En ocasiones el desencadenante del reconocimiento de la situación de acoso de la que se es víctima se produce cuando uno es espectador de un caso semejante al propio. Es el caso del paciente que acude a consulta porque se ha visto reflejado en una película. El ver en otras personas lo que nos está pasando nos ayuda a identificar el problema.

Tres ejemplos concretos:

El Vendedor del añoEL VENDEDOR DEL AÑO (cortometraje)

En ocasiones las razones últimas de una situación de acoso son sorprendentemente caprichosas y volátiles.

 

AmadeusAMADEUS (largometraje)

Las maniobras de Antonio Salieri en su intento de arruinar la carrera de Mozart tienen su motivación en la envidia, a partir de una situación en que el desbordante talento del último ensombrece la figura del primero.

La punta del IcebergLA PUNTA DEL ICEBERG (obra de teatro)

La situación se produce en un entorno empresarial competitivo, hostil y prácticamente deshumanizado, con relación casi exclusiva a través de Intranet y donde lo único que importa es la producción.

 

Leire Bullaín

Leire Bullaín

La experiencia demuestra que cualquiera se puede ver envuelto en un caso de acoso laboral. No sintamos vergüenza ni pretendamos ocultar el problema, seamos prácticos y hagamos frente a la situación: en nuestra mano está pedir asesoramiento psicológico.

Leire Bullain: LinkedIn

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

lbullain@fundacionalavareyes.com

Acoso laboral: ¿Cómo saber si se sufre acoso laboral? Por Leire Bullain

¿Cómo saber si se sufre acoso laboral?

Acoso laboralEl pasado mes de Agosto, mientras disfrutaba de unos días en Santander me inscribí en el curso de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo “Cómo afrontar la ansiedad, el estrés y los trastornos del sueño”.

Me agradó muy especialmente comprobar que uno de los asuntos que se trataba era “El mobbing: afrontamiento psicológico”, ya que este tipo de encuentros ayuda a difundir una problemática que estimo objeto de escasa atención entre los profesionales de la salud y la población en relación con la magnitud de su impacto. Si aprendemos a identificar las situaciones de ACOSO LABORAL tendremos más oportunidades de poder evitarlas.

A continuación enumero algunas de las conductas frecuentes del acosador y los síntomas que sufre la víctima, con el ánimo de servir de ayuda para facilitar esta identificación.

¿Cuáles son las CONDUCTAS que realiza el acosador hacia el acosado?

  • Asignar trabajo en exceso o difícil de realizar.
  • Asignar tareas sin sentido.
  • Asignar tareas muy por debajo de las capacidades de la persona para mantenerla “ocupada”.
  • Privarla de la realización de cualquier trabajo.
  • Negar u ocultar los medios para el buen desempeño de su trabajo.
  • Fijar reuniones fuera de su horario laboral.
  • Acentuar la magnitud de sus errores y minimizar la importancia de sus logros.
  • Difundir rumores sobre su trabajo y su persona.
  • Aislarle del resto de sus compañeros.
  • Evitarle y no dirigirle la palabra.
  • Realizar públicamente frecuentes críticas de su trabajo.
  • Formular amenazas sobre su estatus laboral o seguridad en el trabajo…

En el caso de que éstas se produzcan de una manera sistemática y sobre una misma persona, pueden estar evidenciando una situación de acoso laboral.

Es importante que diferenciemos una situación de acoso laboral de un conflicto. El conflicto es un desacuerdo entre dos o más partes que mantienen objetivos diferentes e incompatibles. El desacuerdo es legitimo, aunque de igual modo existen herramientas y técnicas para gestionar este tipo de situaciones.

¿Cuáles son los SÍNTOMAS que sufre la persona acosada?

  • Desorientación al comienzo del proceso. La víctima de la situación de acoso no entiende lo que está ocurriendo.
  • Inseguridad sobre las actividades que realiza.
  • Sentimiento de culpabilidad.
  • Sentimiento de vergüenza.
  • Problemas de atención y concentración.
  • Excesiva preocupación por los errores cometidos.
  • Hipervigilancia; la persona acosada tiende a estar pendiente de todo lo que ocurre a su alrededor.
  • Aislamiento social.
  • Deterioro de la vida familiar y de las amistades.
  • Progresivo descuido de la propia imagen.
  • Alteración en los hábitos de alimentación.
  • Insomnio.
  • Dolor de cabeza, estomago, problemas de respiración…
  • Abuso del consumo de alcohol, drogas, psicofármacos…
Leire Bullaín

Leire Bullaín

Si te ves reflejado en alguna de estas situaciones, o crees que sufres en exceso en el trabajo y presentas los síntomas que hemos descrito, no dejes de pedir ayuda. En nuestra mano siempre estará el mejorar y el aprender a enfrentarnos de forma diferente a estas situaciones.

Leire Bullain: LinkedIn

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

lbullain@fundacionalavareyes.com

I Conferencia Internacional Sociedad del Conocimiento: Progreso, innovación y bienestar

Os adjuntamos el programa de la jornadas tituladas: I Conferencia Internacional Sociedad del Conocimiento: Progreso, innovación y bienestar en las que mañana intervendrá Mª Jesús Álava Reyes.

PROGRAMA de la Conferencia Conferencia Internacional Sociedad del Conocimiento: Progreso, innovación y bienestar

Organizadas por la Fundación Gestión del Conocimiento con horario de  de 9.15h a 14h, y entrada libre hasta completar aforo.

Más información en el link -> http://goo.gl/qgNJnH

 

¿Cuándo debo acudir a un psicólogo? Por David Lanzas Fernández-Martos

PsicologíaMarta es una joven vitalista y creativa. Desde hace dos años trabaja en lo que verdaderamente le hace feliz, la docencia, es profesora de infantil en un colegio del centro de Madrid. A Marta le gusta correr bajo la lluvia, el olor de las cerillas recién apagadas y el cine en versión original.

Hoy Marta madrugó como de costumbre para ir al trabajo, mientras se vestía notó un pequeño bulto en su pecho y automáticamente sintió como un escalofrío recorría su espalda. Tras un primer susto decidió que no le daría más importancia de la que tenía y que seguramente no sería nada.

A lo largo del día tuvo algunas tutorías con los padres de sus alumnos, “sus niños” como los llama ella. En una de estas tutorías la madre de Pablo le comento que le habían detectado un cáncer de mama y que por esto no podría acudir a la obra de teatro de todos los años, ya que coincidía con su operación.

De camino a casa Marta fijó sus ojos en una dársena, una campaña publicitaria contra el cáncer de mama le animaba a ir al médico para detectarlo a tiempo. Fue éste el momento en el que la joven profesora decidió que ya había tenido suficientes “señales” y que era mejor pedir cita con un profesional.

Hoy, 3 meses después, Marta esta sana, sin el bulto en el pecho, sin el miedo en la cabeza y con la sonrisa en el rostro.

Afortunadamente la dolencia que tuvo Marta era algo con lo que la sociedad está muy concienciada pero, ¿Qué hubiera ocurrido si en vez de un bulto fuese una obsesión, si se sintiera triste, apática, o simplemente tuviera una enfermedad que no se puede palpar con las manos o estudiar en un laboratorio?

Por desgracia en nuestra sociedad no le prestamos la misma importancia a la salud mental que a la física, pero está ahí y, como el cuerpo, la mente también se resiente y enferma.

Son muchos los tabúes que hay sobre la salud mental y sobre ir al psicólogo y esto, obviamente, dificulta que nos cuidemos y acudamos a un profesional cuando lo necesitemos.

Lo más probable es que si Marta se encontrase mal anímicamente por una causa psicológica y charlase con la madre de Pablo, a la que le ocurre lo mismo, ésta no le contaría fácilmente que tiene depresión y mucho menos que ha ido a un psicólogo. Marta tampoco encontraría información publicitaria en las dársenas o en el metro sobre cuándo acudir a un profesional o que con la mente, como con el cuerpo, es mejor prevenir que curar.

Para solucionar esta falta de información y poder ayudar a Marta, a todas las Martas del mundo, incluso a ti, aquí tienes 10 situaciones claves en las que ir al psicólogo es lo más adecuado para tu salud.

  1. Si sientes que esa “pequeña preocupación” está afectando a alguna de tus áreas vitales (sueño, alimentación, etc), es hora de ir a un psicólogo.
  2. Si tras una pérdida, el dolor se enquista y no desaparece.
  3. Si después de ir al médico por ese dolor de cabeza, de estómago, picor, urticaria o inflamación el especialista te dice que es somático.
  4. Si tus metas laborales, personales, etc, han dejado de ser una poderosa motivación para convertirse en fuente de estrés.
  5. Si notas que sientes ansiedad y que empiezas a evitar situaciones para no sentirla.
  6. Si dejas de hacer las actividades que te producen placer y te encierras en ti mismo.
  7. Si recibes un diagnóstico de alguna enfermedad grave, crónica o autoinmune que te obliga a reajustar tus planes de vida.
  8. Si te obsesionas con algo o alguien hasta el punto de que las decisiones que tomes se guíen por dicha obsesión.
  9. Si has vivido cualquier tipo de situación traumática o dolorosa que sientes que ha dejado un poso en ti y no te permite ser como realmente eres.
  10. Si te bloqueas ante determinados estímulos y esto te hace perder oportunidades de ocio, trabajo o te dificulta ser feliz.

Recuerda que todos somos Marta y que, como ella, tu también puedes hacer algo para cambiar la situación en la que te encuentras. Si lo estás dudando, puedes ponerte en contacto con nosotros en la Fundación María Jesús Álava Reyes en el teléfono: 91 083 77 81  o en el mail info@fundacionalavareyes.com te ayudaremos a conseguir tus objetivos.

David LanzasDavid Lanzas Fernández-Martos

Psicólogo Sanitario

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81