Ahora que viene Halloween… ¡Haz frente a los miedos infantiles! Por Sara Ríos Gil

Ahora que viene Halloween… ¡Haz frente a los miedos!

-Miedos infantiles-

Miedos infantilesSi eres padre o madre o simplemente tienes a algún niño constantemente a tu alrededor (sobrino, primo, nieto, etc.), es probable que en algún momento te haya dicho “tengo miedo” cuando se ha despertado a mitad de la noche, o haya llorado desconsoladamente cuando lo has acercado a un animal de gran tamaño o tal vez haya tapado sus ojos con sus manos cuando ha visto una película de monstruos o fantasmas. En efecto, en todos estos momentos y en muchos otros está sintiendo miedo. Pero la pregunta es… ¿es normal que tenga miedo?

En general, y aunque parezca mentira, que los niños sientan miedo es algo normal y evolutivo. Gracias a ese miedo, aprenden a apartarse de situaciones que pueden ser peligrosas como un animal muy grande, lugares oscuros, personas desconocidas, etc. En cada etapa evolutiva se va teniendo miedo a diversas situaciones y cosas, pero poco a poco se superan sin problemas y normalmente acaban desapareciendo.

Sin embargo, nos tenemos que preocupar cuando el miedo no desaparece con el tiempo, o cuando interfiere en la vida cotidiana del niño, por ejemplo, no es capaz de dormirse él solo, no quiere ir a actividades que antes iba, rechaza hacer cosas que otros niños de su edad sí que hacen, etc.

Os anticipamos algunas pautas generales para ayudarles a solventar los miedos:

  • Identificar si es un miedo a una situación concreta o es un miedo general.
  • Apoyarles y darles seguridad sin negar la importancia del miedo que sienten. Frases como “eso es una tontería” o “cómo vas a tener miedo a eso, si solo es…” no le ayudan.
  • No mostrar preocupación delante de él, los adultos somos modelos para ellos y si nos ven preocupados, se sentirán menos protegidos y con más miedo ante la situación.
  • Intentar que no vean películas o dibujos donde aparezcan monstruos, fantasmas, o algún otro personaje que pueda causarle miedo.
  • Si su miedo aparece cuando se va a dormir, leerle algún cuento con mensajes positivos para que sea lo último que escuchan antes de dormir.
  • Practicar alguna técnica de relajación adaptada a su edad (por ejemplo, para los pequeños: aprieta los músculos como si fuera un robot y relájalos como si te convirtieras en un muñeco de trapo).
  • No forzarles a que se enfrenten solos al miedo. Hay que ir ayudándoles poco a poco a superarlo, dándoles pequeñas recompensas cuando lo consigan y no castigarles ni reñirles si no lo logran. Hay que tener mucha paciencia.

Éstas son solo unas pautas generales, si el miedo sigue persistiendo y sigue teniendo una intensidad muy alta, no hay que dudar en acudir a un profesional para ayudar a solucionarlo ya que es muy importante dotar al niño de suficientes estrategias para que sea capaz de superar y enfrentarse a su miedo con éxito.

Sara Ríos GilSara Ríos Gil                                                                                  LinkedIn                                                                           Psicóloga Sanitaria                                                             Fundación María Jesús Álava Reyes                                         91 083 77 81

«El éxito de una empresa pasa por la felicidad de quienes la forman» Participación en el Foro Pyme del Banco Popular en Murcia

La psicóloga revela que la queja más habitual entre los hombres es «el exceso de presión», mientras que los problemas más comunes entre las mujeres residen en «sentirse poco valoradas»

Mª Jesús Álava - Foro Pyme Banco Popular Murcia

La segunda ponente de la jornada, María Jesús Álava, psicóloga y directora de Apertia Consulting, propuso a los asistentes una amena conferencia sobre la utilidad de la psicología para mejorar el ambiente laboral en las empresas. Como destacó, «más del 60% de quienes solicitan un tratamiento porque se encuentran mal descubren que la raíz de su problema está en el trabajo». Es por ello que urge articular diversas medidas para mejorar la relación entre cuantos conforman la empresa, desde el propietario al último de sus trabajadores.

 

Álava aportó numerosos datos científicos sobre la incidencia del estrés, la depresión y el absentismo en el seno de las compañías. Así, reveló que la queja más habitual entre los hombres es «el exceso de presión», mientras que los problemas más comunes entre las mujeres residen en «sentirse poco valoradas». Además, la mayoría de los disgustos laborales no se producen entre el empresario y sus subordinados, «sino entre compañeros del mismo nivel. Salvo que el jefe sea una mujer».

 

La psicóloga, autora de diversos libros sobre el tema, apuntó como indispensable «aplicar una metodología precisa para determinar los niveles de ansiedad, entusiasmo, depresión y compromiso de cada uno de los empleados». Solo esto, en su opinión, «hará posible que la empresa triunfe. Porque, como está demostrado, el éxito pasa por la felicidad de cuantos forman la compañía».

 

Este novedoso modelo, que integra la productividad empresarial y emocional, provocará que «los empleados se impliquen más y mejor». Diversos experimentos demuestran que una adecuada política de incentivos, no solo económicos sino más bien afectivos, permiten incrementar en un 31% la productividad, un 37% las ventas y un 3% la creatividad. Sin olvidar que se reducen hasta un 56% los días de baja por enfermedad en la plantilla. «Estas cifras bastan para captar el interés de cualquier empresario», concluyo Álava.